Nuestro Blog

Ago05

El Virus del Ébola

Categories // Reportajes

¿Qué necesitas saber del virus del Ébola?

El Virus del Ébola
De acuerdo a cifras de la OMS, publicadas el pasado 31 de julio , 1,329 personas han sido infectadas, de las cuales 729 han muerto debido al  brote de virus del Ébola que comenzó en marzo del año en curso en África Occidental.
 
El brote se originó en Guinea Conakry y se ha extendido a Liberia, Sierra Leona y Nigeria.
 
 
¿Qué es el virus del Ébola?
 
La fiebre hemorrágica del Ébola, es una enfermedad severa causada por el virus del Ébola, descubierto por primera vez en África en 1976. El 90% de las personas que contraen la enfermedad mueren.
 
Se han identificado cinco tipos de virus Ébola: Bundibugyo ebolavirus (BDBV), Reston ebolavirus (RESTV), Sudan ebolavirus (SUDV), Taï Forest ebolavirus (TAFV), y Zaire ebolavirus (ZEBOV).
 
¿Cuáles son los síntomas?
 
Los primeros síntomas incluyen fiebre, dolores de cabeza, dolor muscular y de articulaciones, ardor en la garganta, fatiga, diarrea, vomito y escalofríos.
 
Los síntomas tardíos abarcan, sangrados por ojos, nariz y oídos, sangrados gastrointestinal ( por la boca y el recto), conjuntivitis, aumentos de la sensación de dolor en la piel, erupción en todos el cuerpo y paladar con apariencia roja.
 
El periodo de incubación (intervalo desde la infección hasta la aparición de los síntomas) oscila entre 2 y 21 días.
 
¿Cómo se transmite?
 
La infección se transmite por contacto directo con la sangre, fluidos y tejidos corporales con animales o personas infectadas.
 
El virus del Ébola se introduce en la población humana por contacto estrecho con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de animales infectados. En África se han documentado casos de infección asociados a la manipulación de chimpancés, gorilas, murciélagos frugívoros, monos, antílopes y puercoespines infectados que se habían encontrado muertos o enfermos en la selva.
 
¿Existe una cura?
 
No, hasta el momento no existe ninguna vacuna para prevenir la infección por el virus del Ébola, así como ningún tratamiento específico para combatirlo.
 
Los casos graves requieren de cuidados intensivos,  tratamiento para balancear sus fluidos, mantener los niveles de oxígeno y de presión arterial. Los enfermos suelen estar deshidratados y necesitar rehidratación vía intravenosa.
 
Fuente: Muy Interesante

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

El contenido de los artículos refleja exclusivamente la opinión de sus autores.  Se prohibe la reproducción total o parcial de todos los contenidos gráficos y textuales de esta publicación, por cualquier medio mecánico o electrónico, sin permiso por escrito del editor. Todos los derechos reservados. DEUNAM ® & © 2014